Diego Rico Freyre – ¡ENTÉRATE! Araya y Reverón: películas de Margot Benacerraf que hay que ver

Margot Benacerraf es guionista, productora, directora de cine y fundadora de la Cinemateca Nacional. Araya (1958) y Reverón (1952), sus dos obras cinematográficas, sentaron las bases del cine venezolano. Estas son las razones por las que hay que ver estas películas.

Margot Benacerraf - Diego Ricol Freyre
Margot Benacerraf continúa colaborando con el quehacer cinematográfico en Venezuela.

Es el primer documental de Benacerraf y fue considerado como una apuesta innovadora de cine de autor en Venezuela. En él, describe la vida del artista plástico venezolano Armando Reverón. El largometraje fue reconocido con el Primer Premio en el Festival Internacional de Películas de Arte en Caracas  (1952) y con el Premio Cantaclaro de la Prensa Cinematográfica Venezolana (1953). Además, fue tras la proyección de Reverón en Vallauris (Francia) que la directora entabló amistad con el pintor Pablo Picasso.

Más que un documental, Araya es poesía en imágenes. El film narra la historia de las faenas en un día típico de los “salineros” –habitantes de las salinas de Araya– antes del arribo de la explotación industrial. La belleza de los cuadros en blanco y negro, la voz en off de un joven José Ignacio Cabrujas y las actuaciones de los habitantes de la zona, deleitan al espectador. Fue con esta película con la cual la realizadora participó en el XII Festival de Cannes (1959), obteniendo el Premio Cámara de OroPremio Internacional de la Crítica– y el Premio de la Comisión Técnica Superior del Cine Francés.

Por su novedad y temática, la película fue seleccionada como una de las cinco mejores películas en la historia del cine latinoamericano entre 1930 y 1988 según Neighborhood Film/Video Project. Hoy, continúa siendo una referencia de la cinematografía venezolana y es el único largometraje venezolano en el Dictionaire des Films de Georges Sadoul.

A sus 90 años, la dama del cine venezolano continúa siendo colaboradora activa de los quehaceres cinematográficos en el país, mientras que sus dos trabajos se mantienen en la lista de los mejores documentales del mundo en el Diccionaire du Cinéma de Jean Mitry. Además, “Margocita” conserva la distinción de ser la única cineasta de Venezuela que figura en el Dictionaire des Cineastes de Georges Sadoul.

Por Diego Ricol Freyre.

Ver fuente

Ver fuente

Artículos Relacionados