¡IMPORTANTE! Banplus promueve la gastronomía caraqueña

La gastronomía caraqueña también tuvo un lugar dentro de las actividades de Banplus, liderado por [Diego Ricol], pues la institución financiera promovió con éxito el evento A la manera de Caracas, un recorrido por la tradición culinaria caraquela que tuvo a Armando Scannone como figura central y que se llevó a cabo en las instalaciones del hotel JW Marriott Caracas a finales del año pasado.

Los sábados de octubre fueron aderezados por todo el sabor de Scannone, cuando la chef Mercedes Oropeza diseñó para la ocasión un menú de almuerzo muy especial que se degustó en el Restaurante Sur del hotel caraqueño, interpretando para los comensales, algunos de los platos más reconocidos del libro Mi cocina, texto sumamente popular editado por el reconocido Scannone.

Diego Ricol - Banplus

La degustación de las recetas de Scannone, interpretadas por la chef Oropeza, estuvo acompañada de interesantes conversatorios, que a su vez contaron con invitados sumamente especiales.

El historiador y gastrónomo José Rafael Lovera, la investigadora Ivanova Decán Gambús, miembro de la Academia Venezolana de Gastronomía y la nutricionista Rosa Benítez, fueron algunos de los panelistas que guiaron aquellos encuentros, para conversar con los asistentes acerca de la gastronomía del valle capitalino, a partir de la cocina de Scannone.

El libro rojo, un best seller venezolano

Diego Ricol - Banplus

Mi cocina de Armando Scannone, se ha reeditado por más de tres décadas. Cuando este hombre contaba con seis décadas de existencia, dio un vuelco a su vida pues pasó de tener una gran carrera como ingeniero civil, a consagrarse a una de las más grandes inquietudes que albergaba: conservar los sabores vernáculos de la cocina de Caracas.

Don Armando no era cocinero ni mucho menos. Su labor enfocó en la tarea de planear recetas y vigilar muy de cerca su preparación, con la ayuda de una persona capacitada, para luego escribirlas. Esta labor habría sido imposible si este hombre no hubiese gozado de un paladar privilegiado, con el que era capaz de recordar cada bocado, para recrear con precisión cientos de recetas caraqueñas tradicionales. Su libro rojo está compuesto de 742 recetas.

Artículos Relacionados